Triste es pedir, pero más triste es robar...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Triste es pedir, pero más triste es robar...

Mensaje  Kiruna el Mar Oct 09, 2012 11:44 am

Necesito asesoriamiento, porque me estoy volviendo majara.

Tengo un ejercicio para el lunes, se trata de hacer un relato bajo la técnica del monólogo interior, que como imagino ya sabéis se trata de plasmar en primera persona los pensamientos de un personaje tal y como se producirían en el momento de estar pensándolos. Es una técnica muy sencilla a primera vista, pero cuando se quiere construir algo más elaborado resulta ser muy compleja.

La idea es que si se trata de plasmar los pensamientos de un personaje me gustaría hacerlo tan real que hasta la realidad, usease el cuento, cambiara a causa de esto. Es decir, el cuento mismo dependiera y estuviera supeditado a dichos pensamientos. Por poner dos ejemplos malos y previsibles:

- Un tipo que cuenta la lucha que está teniendo con un holocausto zombie. Es el último superviviente, está encerrado en una casa y bueno, ahí se las está dando de lo lindo. Luego resulta ser un tarado y en fin, simplemente la poli y los vecinos trataban de sacarle de su casa en llamas.

- Una tia obesa cuenta su regreso a casa mientras recibe insultos por unos chiquillos, y ella se siente de culo por no parar de comer y ser tan gorda. Luego resulta ser una anoréxica de 40 kilos (se entiende que su pensamiento está desvirtuado, claro)

No sé si entendéis lo que quiero decir. Al tratarse de una técnica en la que el pensamiento está en primer plano - y este es puramente subjetivo - el cuento perderá también su realidad. Es decir, no hay una situación real en la que se desarrolla la historia y sobre la que el personaje reflexiona o describe, sino más bien al contrario, es la subjetividad del personaje la que monta la realidad y la historia. De esta forma el monólogo queda mucho más cerrado y real, pues al fin y al cabo somos nosotros los que pintamos la realidad que nos rodea.

Pero claro, pienso y pienso y no se me ocurre una idea mucho más cerrada (y yo soy de cuentos cerrados, siempre hay una historia con principio y final). No sé, pienso en enfermedades mentales, o en taras y bueno... eso, que es triste pedir pero necesito movimiento cerebral, y a veces simplemente oir hablar a los demás me ayuda. Y me jode porque suelo ser bastante prolífica en ideas, pero con esta estoy pillada, pillada, y me quedan apenas 6 seis días.

Ya no sé a quien más acosar. Mi familia ni me coge el teléfono Rolling Eyes

Os lo agradeceré. No sé cómo pero lo haré.

avatar
Kiruna
maestre
maestre

Cantidad de envíos : 1778
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Triste es pedir, pero más triste es robar...

Mensaje  Cosso el Mar Oct 09, 2012 1:52 pm

La subjetividad no tiene porque ser distinta de lo formal, racional u objetivo. No entiendo porque has de enfermar al personaje para demarcar que es un monologo interior, o has de ponerlo ante dilemas estresantes, obsesiones o cosas así.
Hay quíen piensa que la objetividad no existe, que es una intersubjetividad, una subjetividad aceptada por muchos. Otros piensan que pensar es establecer un dialogo con uno mismo, en el que una parte forzosamente ha de salirse de uno mismo para plantear el dilema a otro yo que responde, así un monologo interior en realidad es un dialogo interior.
Por lo que el grueso de los monologos en realidad son dialogos y normalmente triviales y comunes a los demás luego en cierta manera objetivos, son como juegos en el que el yo se prepara para posibles dilemas futuros a los que ha de responder e imagina consecuencias y nuevas preguntas. La mente básicamente hace proyecciones futuras y crea distintas posibilidades, planteandose dilemas de respuesta a los que ha de responder como un "encuestado".
Así un monologo interior no tiene porque tener forma de principio-fin, sino varias formas de principio-fin que corresponden a varias posibilidades a las que ha de dar respuesta el yo preguntado por el mismo yo que separa para establecer un dialogo. Esas posibilidades versarían sobre proyecciones de hechos futuros.
Así el optimista realizaría proyecciones positivas y agradables, el práctico las haría racionales y plausibles, lo obsesivo se reflejaría en un ciclo maníaco de pensamiento, el maníaco piensa como en un bucle, se recrea en la misma posibilidad y se enerva en ello. El depresivo, retozaría en su propia mierda, creando proyecciones pesimistas y el bipolar alternaría entre proyecciones excesivamente optimistas que lo llevan a un estado de euforia y proyecciones pesimistas que lo unden en la mierda, o el Medicado con antidepresivos o el drogado tendría dificultades para realizar proyecciones, o realizaría proyecciones absurdas o chistosas.
avatar
Cosso
El letrado berciano

Cantidad de envíos : 1805
Fecha de inscripción : 16/04/2009
Edad : 101
Localización : En la Tierra de los Susarros

Volver arriba Ir abajo

Re: Triste es pedir, pero más triste es robar...

Mensaje  Kiruna el Mar Oct 09, 2012 2:36 pm

Ummmm... interesante Cosso.


Un monologo interior no es necesariamente un dialogo interior, en realidad eso se parece más a un soliloquio. En la técnica del monólogo se representa el fluir de la conciencia del personaje en estado puro, sin que el autor parezca controlarla, puede fluir de una forma más ordenada (un tipo cabal que piensa sobre la cría de ranas) o puede fluir de una forma completamente caótica (un tipo con una enfermedad mental complicada que le hace saltar de un pensamiento a otro sin que exista conexiones entre ellos). Bien es cierto no ha de tener necesariamente una forma de historia (cerrado con principio y fin) de ahí que al principio sea una técnica en apariencia sencilla y que se suele utilizar en las primeras clases para romper el hielo. Hacerlo bien después no es tan fácil, y ajustar el personaje a su forma de pensar lleva su práctica (como dices tú el optimista y sus pensamientos positivos, por ejemplo, pero no tanto por lo que estos dicen sino por como se presentan. No sé si me explico.).

El monólogo todavía se complica cuando se va más allá, cuando decidides escribir un relato cerrado utilizando esta técnica (por ejemplo, La Señorita Cora de Cortázar). El monólogo suele utilizarse en un fragmento de los relatos (que puede ser más o menos brillante). Así que la propuesta consiste en escribir un cuento al completo utilizando únicamente esta técnica. Pero por supuesto evitando caer en la narración desde la primera persona o en el soliloquio.

A la hora de escribir un cuento yo soy de las que lo suelen hacer cerrado. Quiero decir, no quiero escribir un monólogo de un tipo que divaga sobre algo (por muy increíblemente interesante que sea y bien dicho que esté) sino que vaya más allá que su reflexión, puesto que esto ya lo he hecho (más o menos cutremente). Quiero hacer algo que nunca he probado todavía y escribir un relato cerrado, una historia que se podría contar en tercera persona por ejemplo, pero usando la técnica del monólogo. No sé si me explico.

Si decido escoger un tarado es porque quiero que los pensamientos del protagonista (que será la voz) modifique el relato al completo. Y que el cuento en pensamientos de otro, o en boca de otro narrador pudiera ser completamente distinto. De tal forma que ha sido el pensamiento el que ha dado forma al cuento y no al revés. Lo hago en parte por capricho y en parte como te digo por probar algo nuevo. Por jugar. Y bueno, todavía no se me ocurre nada consistente y quizás se deba a porque la idea no tiene mucha chicha, pero algo me dice que siga indagando por ahí. Que la intención no es mala pero me falta la forma.

En fin, proceso creativo de ese iaaaajqeroso.

Y mucho te agradezco me hagas pensar y hablar sobre esto. Todo me sirve. Todo me sirve.
avatar
Kiruna
maestre
maestre

Cantidad de envíos : 1778
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Triste es pedir, pero más triste es robar...

Mensaje  Txabi el Mar Oct 09, 2012 3:10 pm

Y porqué no invertir el juego? ¿Una realidad alucinatoria y caotica con una mente racional que inventa una realidad "normal"? No se, un padre y un hijo que vagan por un paisaje postapocaliptico, mientras que en la cabeza del padre todo es como una bonita excursión campestre. Y en la mente del hijo es un apocalipsis zombie. Y poco a poco vemos que la visión alucinatoria del crío es la real, y la realista del padre, es la alucinada....

_________________
...
avatar
Txabi
A todo cerdo le llega su San Martines

Cantidad de envíos : 5771
Fecha de inscripción : 16/04/2009
Localización : Cerca mío.

Volver arriba Ir abajo

Re: Triste es pedir, pero más triste es robar...

Mensaje  Kiruna el Mar Oct 09, 2012 3:14 pm

Ostras qué cabrón, Txabi, es chulísima la idea.

Podrías lanzarte... silba
avatar
Kiruna
maestre
maestre

Cantidad de envíos : 1778
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Triste es pedir, pero más triste es robar...

Mensaje  Txabi el Mar Oct 09, 2012 3:16 pm

Eso, y que luego protagonice la peli el Viggo Mortensen....

_________________
...
avatar
Txabi
A todo cerdo le llega su San Martines

Cantidad de envíos : 5771
Fecha de inscripción : 16/04/2009
Localización : Cerca mío.

Volver arriba Ir abajo

Re: Triste es pedir, pero más triste es robar...

Mensaje  Kiruna el Mar Oct 09, 2012 3:22 pm

¿El protagonista de La Carretera es Viggo Mortensen?. Cachis!

Bueno, a lo que iba, esquivando lo del plagio la idea está genial (lo de invertir las alucinaciones). Mucha chicha.
avatar
Kiruna
maestre
maestre

Cantidad de envíos : 1778
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Triste es pedir, pero más triste es robar...

Mensaje  Hanna el Mar Oct 09, 2012 3:35 pm

Lo que plantea Txabi en realidad es justo lo que pasa no en La Carretera, sino en La vida es bella de Roberto Benigni. Allí es así literalmente...que el padre disfrace la realidad de un modo completamente distinto a como sucede. Y lo fascinante que resulta. Alguna otra posibilidad también sea la del tarado, el excéntrico incomprendido, el despreciable personaje que nadie querríamos ser...pero del que al final se sabe que no nació así, sino que no es más que una víctima de su propia vida: superviviente en una matanza, un accidente natural como un tsunami, terremoto...incluso una pérdida emocional. Algo de cuyas secuelas él sencillamente nunca se recuperó.

Igual es un planteamiento muy simple...pero yo siempre tiro hacia lo trágico, es innato en mí... Embarassed
avatar
Hanna
¿Te has leído "La Carretera"?

Cantidad de envíos : 6655
Fecha de inscripción : 20/04/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Triste es pedir, pero más triste es robar...

Mensaje  kancerbero el Mar Oct 09, 2012 5:11 pm

También se me ocurre que, en tu ejemplo del principio, el protagonista escuche frases de los sujetos "externos" y él -o ella- se pregunte porqué le dicen eso y aquello. Si sueltas varias frases que haya escuchado a lo largo de la historia es fácil que el lector ate cabos. Se trataría de soltarlas en su justa medida para que no parezca ni artificial (usando muchas) ni confuso (quizá con sólo una). Y no tienen porqué ser frases literales. Puedes resumir conversaciones y exponer lo confusas que le resultan al prota o que directamente "nadie le entiende". Nu sé.
avatar
kancerbero
Pegamoide

Cantidad de envíos : 3540
Fecha de inscripción : 05/05/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Triste es pedir, pero más triste es robar...

Mensaje  Cosso el Mar Oct 09, 2012 5:18 pm

No había caído en puede haber varios tipos de monologo, como el que establece el personaje con el lector-público. Yo pensaba que hablabas de la representación escrita de un pensamiento, lo cual no tiene porque ser un monologo, igual ni lo es.
avatar
Cosso
El letrado berciano

Cantidad de envíos : 1805
Fecha de inscripción : 16/04/2009
Edad : 101
Localización : En la Tierra de los Susarros

Volver arriba Ir abajo

Re: Triste es pedir, pero más triste es robar...

Mensaje  tranchete el Mar Oct 09, 2012 5:21 pm

¿Y una experiencia extrasensorial? Un tipo que palma y ve y describe la escena de su propia muerte. O su funeral. O un tipo en coma en un hospital, que no puede hacer nada para comunicarse con el mundo pero sí percibe todo: médicos, familia, amigos,... Ya sabes, agonía interna, emociones a flor de piel al descubrir cuánto le quieren los que le quieren, decepciones por quienes demuestran no quererle...

¿Y un tarado con doble personalidad? Dos mentes encerradas en un solo cuerpo y su lucha interna por hacerse con el control del mismo.

Joder, o mi paja mental al tema "Describe una escena cotidiana (o no) en que siendo cualquier otra persona, te encuentras con alguien como tú. Con tu yo real. ¿Qué sentirías si conocieses a alguien como tú?" que realmente no tenía nada que ver con el mismo: http://mondofriki.forosactivos.net/t256p435-dandose-cabezazos-contra-un-papel-en-blanco#36471
avatar
tranchete
alimaña fachosa

Cantidad de envíos : 2829
Fecha de inscripción : 29/11/2010
Edad : 43
Localización : Madrí

Volver arriba Ir abajo

Re: Triste es pedir, pero más triste es robar...

Mensaje  Kiruna el Miér Oct 10, 2012 10:10 am

Joder, muchas gracias. Me habéis dado un montón de ideas y ya tengo la historia. Una cerrada de esas que me gustan a mí, y mezclo un poquito de cada cosa que me habéis dicho (enfermo y alucinación invertida). Me quedo con las ganas de la idea de Tranchete que es muy buena, y en realidad todavía no descarto para madurarla un poco más; una conversación de dos tios en un bar, uno le mete caña a otro, o le está como "contratando" para cometer un crimen, algo así. Uno tiene una personalidad más fuerte y otro más débil, y según pasa el relato se ve incluso cierta dependencia. Y así a lo largo de la historia ir fusionando esas personalidades poco a poco para dejar claro que se trata del mismo tipo con una doble personalidad o esquizofrenia de aupa. Pero que el relato cambie, y se cierre, que transmita cierta claustrofia. Un relato con forma de embudo... parezca eso, una conversación de dos tipos canallas y termine con un pobre tarado encerrado en un mundo de locura.

Mucho juego esa idea también.

Cosso es que en la técnica del monólogo interior tiene cabida cualquier tipo de pensamiento y en la forma que fluya, es como dejar abierta la conciencia de tu personaje y plasmar todo lo que se escapa de ella. No es tan organizado como el soliloquio ni va dirigida a nadie, ni siquiera a uno mismo (aunque también puede ocurrir). Tiene cabida todo... a veces ni siquiera se refleja la escena entera, sino simples fragmentos o sensaciones. Los hay muy complicados (bueno, igual los conoces) algunos son tipo lo que decía Kancerbero con su idea de las voces externas: flashes que se cruzan, o gritos, saltar de un sitio a otro. Hay algunos que son verdaderas paranoias. Luego los más comunes son mucho más estructurados y racionales. En algunos países lo conocen como Stream of consciousness Que para mí es un nombre mucho más descriptivo y certero. En fin, que siento el rollo Embarassed

Hanna me ha gustado mucho cómo has presentado lo de la Vida es Bella, después de salir de trabajar iba pensando en ello, imaginándola como historia escrita con el pequeño matiz que apuntabas y vaya, que daban ganas de sentarse a escribirla sino fuera por el estúpido detalle de que ya existía y muy bien hecha además. Lástima que sea una de esas pelis que no voy a volver a ver en mi vida, porque ganas dan.



avatar
Kiruna
maestre
maestre

Cantidad de envíos : 1778
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Triste es pedir, pero más triste es robar...

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.